Rechazan titulares de Semar, Seguridad y Sedena que la Guardia Nacional militarice al país

Los titulares de las secretarías de Marina, de Seguridad y Protección Ciudadana, Rafael Ojeda Durán y Alfonso Durazo Montaño, negaron que la Guardia Nacional signifique la militarización de la estructura del Estado, al precisar que será un cuerpo regido por una doctrina policial fundada en el pleno respeto de los derechos humanos.

CDMX a 2 de Febrero de 2019.- Los titulares de las secretarías de Marina, de Seguridad y Protección Ciudadana, Rafael Ojeda Durán y Alfonso Durazo Montaño, negaron que la Guardia Nacional signifique la militarización de la estructura del Estado, al precisar que será un cuerpo regido por una doctrina policial fundada en el pleno respeto de los derechos humanos.

Los funcionarios explicaron a los integrantes de la Comisión de Puntos Constitucionales la reforma para crear a esta institución. En el encuentro, el presidente del Senado de la República, Martí Batres, consideró fundamental retomar “la gran preocupación que tiene la ciudadanía sobre el tema de la seguridad pública”.

Por su parte, el senador Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, destacó que esta reunión servirá para conocer las opiniones de los funcionarios sobre la minuta que reforma diversas disposiciones de la Constitución para la creación de la Guardia Nacional.

El secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, afirmó que la Guardia Nacional “no significa la militarización de la estructura del Estado”. Es una oportunidad para que las Fuerzas Armadas dejen, de manera gradual, de realizar tareas de apoyo a la seguridad pública y para que regresen a sus funciones de defensa y seguridad nacional.

Explicó que las condiciones de inseguridad en México demandan acciones que garanticen resultados en el corto plazo y se traduzcan en beneficio de la población. Advirtió que en gran parte del territorio, las fuerzas de seguridad pública han sido rebasadas en sus capacidades por alcanzar las demandas que en esta materia la sociedad exige.

En este sentido, aseveró, “resulta imperante contar con un cuerpo policial profesional, disciplinado, dotado de una nueva arquitectura institucional y con elevados valores al servicio de la seguridad pública”.

Ojeda Durán explicó que el proyecto para la creación de la Guardia Nacional definirá los tiempos, espacios y condiciones para la participación de las Fuerzas Armadas en estas tareas. Además, delimitará el adecuado uso de la fuerza y el pleno respeto de los derechos humanos.

El proyecto, asentó el titular de la Semar, es el instrumento que permitirá nutrir a las fuerzas de seguridad pública de personal adaptado a la función policial y de seguridad, de personal civil formado e instruido con valores y disciplina, con los conocimientos orientados a la seguridad y protección del ciudadano.

“No tengan duda. La Guardia Nacional será motivo de orgullo nacional, en el mediano plazo. Sus integrantes se educarán bajo preceptos constitucionales, así como de leyes, reglamentos y bandos civiles. Es decir, en un régimen de disciplina militarizada y profesionalización policial”. expresó.

Por su parte, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, coincidió en que la crisis de inseguridad y de violencia en diversas regiones del país se ha convertido en una emergencia nacional que tiene que ser atendida en el menor tiempo posible.

Refirió que hay cuerpos de seguridad estatales y municipales marcados por una lamentable debilidad institucional, unos más que otros, “pero todos muy lejos de estándares profesionales imprescindibles para ser exitosos en la atención del problema”.

Por ello, aseveró, la creación de la Guardia Nacional es una de las decisiones más trascendentes del gobierno del presidente López Obrador.

De los casi 2 mil 500 municipios del país, sólo mil 800 tienen policías. De esta cantidad, dijo, la mitad tiene cuerpos de seguridad mayores a 20 elementos, y de ellos, sólo 40 por ciento cuenta con niveles razonables de capacitación.

Reconoció que Ejército y Marina han tenido un desgaste desde que inició “la ahora ya famosa guerra contra el narcotráfico”. No obstante, subrayó, siguen siendo dos de las instituciones más sólidas del país.

La intervención de la Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública ha sido indispensable para recuperar algunas regiones de la nación que fueron totalmente captadas por el crimen organizado, puntualizó.

Aclaró que se propone a la Guardia Nacional como una institución de carácter mixto o intermedio. Es decir, tendrá un mando civil y sus integrantes contarán con entrenamiento, jerarquía y estructura militar, lo que permitirá contar con una institución disciplinada y capacitada para hacer frente a la delincuencia.

Se trata de un cuerpo con carácter policial y civil que realizará tareas de prevención e investigación de los delitos, siempre bajo el mando del Ministerio Público. Además, llevará a cabo labores de primer respondiente ante hechos delictivos.

El funcionario dejó en claro que si bien la disciplina, capacitación y profesionalización de sus miembros estará homologada a la de las Fuerzas Armadas, el desempeño de sus integrantes se regirá por una doctrina policial fundada en el pleno respeto de los derechos humanos.

A su vez, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González, aseveró que la seguridad pública es responsabilidad de los tres órdenes de gobierno. Pero reconoció que en los últimos 18 años el combate a la inseguridad no ha avanzado.

Agregó que se propone una institución de Estado permanente, enfocada a la seguridad pública, a los delitos del orden común y a los ilícitos que más afectan a la ciudadanía, así como a preservar el Estado de derecho y “salvaguardar la integridad y los bienes de la población. Esa será su principal función y encomienda”, abundó.

Sandoval González enfatizó que se necesita una estructura con disciplina que permita avanzar rápidamente en los objetivos de la Guardia Nacional.

“Consideramos a la disciplina como la columna vertebral de una institución como lo es el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada, también con lealtad, honradez, valores y virtudes que les permitan atender las tareas”, expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *