Inauguran muestra escultórica de Abel Ramírez Aguilar, un artista que trasciende fronteras

“Con mi trabajo he tenido la fortuna de representar a mi país en muchos foros internacionales. Hasta en los lugares más recónditos del planeta se conoce y se respeta el arte mexicano, desde los aztecas hasta el arte contemporáneo. Yo, en ese sentido, mantengo nuestra gran tradición escultórica y esa necesidad de ser mexicano en el arte”.

CDMX a 9 de Febrero de 2019.- “Con mi trabajo he tenido la fortuna de representar a mi país en muchos foros internacionales. Hasta en los lugares más recónditos del planeta se conoce y se respeta el arte mexicano, desde los aztecas hasta el arte contemporáneo. Yo, en ese sentido, mantengo nuestra gran tradición escultórica y esa necesidad de ser mexicano en el arte”.

Así lo expresó el artista Abel Ramírez Aguilar, anoche, durante la inauguración de una muestra escultórica que da cuenta de su notable trayectoria, a través de diversas obras de su autoría producidas entre 1970 y 2018 en diversos materiales como ónix, bronce, obsidiana y granito verde.

Esta exposición individual, titulada Cantatas y adagios en la escultura de Abel Ramírez Aguilar, permanecerá hasta el 3 de marzo en el Salón de la Plástica Mexicana (SPM) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.

Formada por más de 30 piezas escultóricas, la muestra rescata el valor de la talla en distintos materiales y la larga trayectoria de Abel Ramírez Aguilar, artista autodidacta, nacido en la Ciudad de México en 1943, quien ha ganado premios internacionales en concursos de escultura tallada en madera, piedra, metal, nieve y hielo.

“Yo no tuve opción. Cuando iba en tercer año de primaria conocí el barro; en ese momento supe por dónde iría mi camino: el arte escultórico”, dijo el artista expositor, quien describe sus obras como “neofigurativo” con elementos de influencia cubista e impresionista.

En un tono emocionado, Abel Ramírez Aguilar recordó que su trabajo se ha presentado en certámenes olímpicos, museos y galerías de México, Suecia, Noruega, Finlandia, Francia, Canadá, Estados Unidos, Alaska, Japón, Colombia, Argentina, Escocia, Polonia, Hungría, Bangladesh y muchos otros países.

Con la exhibición de 45 esculturas en diferentes formatos, que recurren al paisaje y a la mujer en delicadas líneas y formas geométricas, el expositor hace aquí un recuento de todas esas travesías por el mundo, por todas esas inquietudes reflejadas en su obra escultórica.

“He rescatado piezas antiguas, para hacer un recorrido completo, hasta mi obra hecha este mismo año, todas talladas en diferentes piedras, desde la obsidiana hasta metales como el bronce, siempre explorando temáticas como la naturaleza, la sensualidad y las formas de la mujer. Ahora, quizá en una lucha contra mí mismo, procuraré renovarme y mantenerme actualizado”, consideró Abel Ramírez.

En el acto inaugural, la coordinadora general del SPM, Cecilia Santacruz Langagne, acompañada por integrantes del Consejo Consultivo del recinto, dijo que se trata de una exposición en la que “se han conjuntado varias esculturas como voces para expresar una deslumbrante obra, como si fuera un ritmo musical, un conjunto escultórico que tiene un ritmo, una melodía, y hace una cantata, un adagio transformado en escultura”.

“La talla escultórica es una de las disciplinas por las que México se ha distinguido en el mundo a través de los siglos, pero hoy es necesario fortalecer su enseñanza desde las escuelas primarias hasta las profesionales de arte”, agregó Santacruz Langagne.

Destacó que, entre las 45 piezas, que datan de 1970 hasta 2018, hay obras realizadas bajo la guía de maestros fundadores del SPM como Fidencio Castillo y José Luis Ruiz. “Es muy importante mostrar la obra de Abel Ramírez y descubrir la escuela de la que surge, pero también ver cómo al paso del tiempo crea su propio camino y su propio estilo, pues él mismo ha formado a numerosas generaciones de escultores en México y el mundo”.

Y concluyó: “Es importante fortalecer la escultura como disciplina de las artes visuales, porque en realidad ya hay pocos talladores, y mucho menos de la calidad del maestro Abel Ramírez. La escultura es una de las disciplinas en las que los mexicanos han creado escuela y han sorprendido al mundo en varios siglos. Hoy es necesario fortalecerla”.

Cantatas y adagios en la escultura de Abel Ramírez Aguilar podrá visitarse hasta el 3 de marzo, de lunes a sábado en un horario de 10:00 a 18:00 y los domingos de 10:00 a 14:00 en el SPM, recinto ubicado en Colima 196, colonia Roma. Entrada libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *