Huauchinango un pueblo lleno de azaleas

En medio de la Sierra poblana se encuentra un pueblo lleno de azaleas que al caminar por la Plaza de la Constitución te permitirá oler el delicioso aroma del cacahuate tostado; se trata de Huauchinango.

Las mujeres de largas nahuas y blusas de flores bordadas te robarán la mirada mientras venden los típicos frutos de la región.

En medio de la Sierra poblana se encuentra un pueblo lleno de azaleas que al caminar por la Plaza de la Constitución te permitirá oler el delicioso aroma del cacahuate tostado; se trata de Huauchinango.

Las mujeres de largas nahuas y blusas de flores bordadas te robarán la mirada mientras venden los típicos frutos de la región.

Encontrarás serenidad en los ríos y cascadas que lo rodean.

Vive una experiencia única en los Pueblos Mágicos de México, visita Huauchinango.

A tan solo quince minutos de Huauchinango se encuentran dos de las cascadas más bellas del territorio del estado de Puebla: la Cascada Totolapa y la Cascada Salto Chico te dejarán sin aliento.

EMPÁPATE DE TONOS TURQUESA
Descubre la cascada Totolapa , esta espectacular cascada de pequeña altura enclavada en un espectacular bosque principalmente de coníferas; tiene una poza con agua cristalina de tonos turquesa envuelta con inmensas rocas enmohecidas. Sus aguas parecieran tener eternos vigilantes, pues desde cierto ángulo sus rocas parecen rostros.

CONTEMPLA LAS AGUAS DE GRAN ALTURA
Como si fuera poco, situada muy cerca de Huachinango, encontrarás y veras la grandeza de la naturaleza en una cascada que yace en medio de un tupido bosque con una altura de más de dieciocho metros. La Cascada de Salto Chico, también es conocida como El Salto de Huayatengo o Cascada Xonapa.

ENTRE HOJAS Y RAMAS
La comunidad que rodea a estas aguas es pequeña pero muy pintoresca. Visita sus comunidades y conoce sus costumbres y tradiciones muy arraigadas. Este es un gran lugar para que camines sus senderos con su inigualable belleza. Si te gusta sentir el sonido de los pájaros y el ruido del agua al caer, definitivamente debes acampar. Y si de adrenalina hablamos, encontrarás grandes espacios para practicar el rapel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *